Un largo partido con prórroga incluida donde llegaron los goles de Arjen Robben y Thomas Muller fue la última parada de la temporada para este Bayern Munich de Pep Guardiola que respondió con creces la confianza que pusieron en él los dirigentes del equipo bávaro.

La Copa de Alemania era el último pendiente y así se cierra una campaña que -salvo el traspié de Champions- ha sido muy auspiciosa para el equipo de Pep.

La celebración por este último trofeo este domingo fue con un pasacalle espectacular donde uno a uno los jugadores del Bayern mostraron el trofeo obtenido a la afición. Aquí te dejamos las mejores imágenes de la fiesta bávara en Múnich.