Foto: Captura de YouTube

Nuevamente, el fútbol se vio empañado por la violencia en el campo de juego, pero esta vez ocurrió una situación insólita. En Kuwait un árbitro golpeó a los jugadores que buscaron agredirlo y luego los expulsó. 

Se trata de Saad Al Fadhili, quien cobró un tiro penal y tras esa decisión los jugadores que se vieron perjudicados por esa medida se fueron literalmente encima del árbitro.

Al juez central lo único que le quedó fue defenderse y no dudó en golpear a los jugadores que quisieron agredirlo.

Luego que la gresca se disipara, y expulsado a cuatro jugadores, se hizo el cobró del penal.

Al final, el elenco Al Arabi goleó 4-1, a la escuadra del Al Nasar en un duelo válido por la Primera División del fútbol kuwaití.