Dani Alves no ha pasado inadvertido a su llegada a Zúrich para la gala de la FIFA. Las llamativas hojas de marihuna que llevaba su esmoquin captaron la atención de muchos.

Él, como era de esperarse, solo atinaba a reírse cuando los hinchas le hablaban del traje a su llegada a Zúrich, donde este lunes se entregará el Balón de Oro 2015.

Dani Alves llegó a la capital de Suiza acompañado de Neymar y Messi, ambos nominados al Balón de Oro 2015 junto a Cristiano Ronaldo, así como directivos del Barcelona.