Sporting Cristal celebró a rabiar un tanto increíble donde Irven Ávila fue el protagonista a los 41 minutos luego de una corrida imponente donde eludió a algunos jugadores de Juan Aurich y renató franco al arco y pudo vencer a Erick Delgado.

En una reacción tibia, donde no pudo poner bien las manos, Delgado tuvo responsabilidad directa en el gol del empate, un 1-1 que le dio a los rimenses una gran posibilidad de voltear el marcador en el partido.