cristiano ronaldo portugal

Cristiano Ronaldo, sustituido el sábado en el minuto 75 en la derrota en el amistoso ante Francia (2-1), dijo hoy que el hielo que puso en su rodilla izquierda "es una situación completamente normal" y salió al paso de las críticas sobre su supuesto poder en la selección, que juega el martes ante Dinamarca.

"Sobre la rodilla, fue mera precaución. Después del esfuerzo es mejor poner hielo. Es una situación completamente normal", manifestó Ronaldo en una conferencia de prensa celebrada en París y emitida por los medios lusos.

En una comparecencia con momentos tensos, el capitán Ronaldo, de 29 años, negó haber influido en la salida del anterior seleccionador, Paulo Bento, y se negó a responder a una pregunta de la televisión del periódico "Correio da Manhã".

Este rotativo, el más leído en Portugal, publicó que la estrella del Real Madrid y Balón de Oro del 2013 exigió a Tiago Mendes y Ricardo Carvalho que pidiesen perdón públicamente para su reintegración en el combinado luso después de más de tres años de ausencia.

"No voy a responder, no vale la pena", lanzó ante la pregunta del grupo "Correio da Manhã" Ronaldo, quien acusó al periódico de crear desde hace años intrigas inexistentes en la selección.

"Que yo sepa, el presidente es el que toma las decisiones durante los once años que estoy en la selección, jamás un jugador o un grupo influyó en una decisión", aclaró.

Portugal, que juega el martes un partido valedero para el Euro 2016 en Dinamarca, tendrá que jugar como los últimos 80 minutos ante el "partido-entrenamiento" contra Francia, con más posesión de balón y con altos niveles de "concentración", señaló.