Domingos Paciencia rescindió este lunes su contrato como entrenador del Sporting de Lisboa, inmerso en una severa crisis de resultados desde inicios del 2012. Su puesto será ocupado por el exfutbolista Ricardo Sá Pinto.

La institución lisboeta informó en un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores (CMVM) lusa de la salida del actual técnico, aunque sin precisar si fue por dimisión de
Paciencia o por decisión del club, y apuntó que Sá Pinto se sentará en el banquillo lo que resta de temporada y la siguiente.

Por otro lado, la prensa lusa en bloque subraya que Domingos Paciencia presentó hoy su dimisión, una decisión que ha sido recibida con sorpresa en Portugal pese al declive del equipo en los últimos partidos.

De hecho, el presidente del club, Luís Godinho Lopes, había reiterado su absoluta confianza en el entrenador ayer mismo, un día después de la derrota contra el Marítimo por 2-0 en Liga.

"¿Confianza en Domingos? Es una pregunta que no tiene ningún sentido hacer. Hay una estructura alrededor del fútbol debidamente consolidada y encaminada a hacer un buen trabajo a lo largo del tiempo que tiene que ser apoyada. (...) Los resultados acabarán por aparecer", subrayó en un acto con los socios.

SU RECORRIDO EN LISBOA

Paciencia llegó al banquillo de los "leones" el pasado verano procedente del Braga, con el que consiguió el logro de llegar a al final de Liga Europa, en la que acabó perdiendo contra el Oporto.

Después de un inicio titubeante, el equipo encadenó una buena racha de resultados que le llevó a ser el único de los "grandes" portugueses vivo en las cuatro competiciones: Liga, Copa de Portugal, Copa de la Liga y Liga Europa.

Sin embargo, las lesiones de algunos de sus hombres más importantes comenzaron a bajar su nivel de juego, lo que terminó por reflejarse en un arranque de año desastroso: cinco empates, tres derrotas y tan sólo dos victorias en lo que va de 2012.

Sin opciones en el campeonato liguero (está cuarto a 16 puntos del líder, el Benfica) y eliminado recientemente de la Copa de la Liga, los lisboetas se centran ahora en ganar en mayo la final de la Copa de Portugal y hacer un buen papel en Liga Europa, competición en la que se enfrentan al Légia de Varsovia en dieciseisavos de final.

EFE