EFE

El seleccionador de Italia, Cesare Prandelli, se mostró satisfecho por la victoria por 1-2 frente a México en la Copa Confederaciones y dijo que Mario Balotelli tiene que dejar de mostrar sus músculos al celebrar un gol o las tarjetas no pararán de llegar para él.

"Había una ansiedad antes del debut, pero estábamos concentrados, queríamos ganar y lo conseguimos jugando un excelente fútbol. Cada uno sabía muy bien lo que tenía que hacer en la cancha", aseguró.

Pese a su satisfacción, Prandelli no se abstuvo de criticar al delantero Bolatelli por el gesto que le costó la tarjeta amarilla. "Mario tiene que parar de querer mostrar sus músculos o las tarjetas no pararán de llegar", afirmó. "Pero no puedo criticar su actuación ya que de nuevo fue muy exitosa", agregó.

Por su parte, Andrea Pirlo dijo estar feliz por haber sido autor de uno de los goles, ser elegido por la FIFA como el mejor jugador de partido y vestir por centésima vez la camisa "azzurra".

"Fue muy importante alcanzar 100 partidos, principalmente en un estadio mítico como el Maracaná. Es una alegría muy grande. No podía estar más realizado", afirmó.

"También fue muy bueno haber hecho la diferencia con ese gol. Anoté un gol que me dejó muy contento", agregó Pirlo, al referirse al impecable cobro de tiro libre en el que colocó el balón en una esquina inalcanzable para el portero Corona.

EFE