Facebook

Los hechos más insólitos también suceden en el fútbol. En Argentina, en Noviembre de 1972, Carlos Alberto de Marta, volante de Estudiantes de la Plata, se iría expulsado sin haber dicho una grosería o cometido falta alguna.

Jugaban Huracán y Estudiantes de la Plata por la sexta fecha del torneo argentino. El ‘Globo’, en su condición de local, estaba con un marcador de 2-0 a favor. Lo raro vendría cuando el árbitro, Washington Mateo, cobró un penal, para luego retractarse de su decisión, provocando los reclamos e insultos por parte de la gente de Estudiantes.

En medio del tumulto generado, el juez Mateo escuchó a Carlos Alberto de Marta gritarle y vociferando insultos en su contra para luego decidir expulsarlo. El árbitro envió el informe a la AFAy el Tribunal de Disciplina de dicha institución llamó a De Marta, quien de alguna forma se defendió.

Lo que pudo haberse solucionado en el campo, pasó a la anécdota. De Marta no pudo haber insultado al árbitro, ya que era sordomudo de nacimiento.

¡A cambiar pañales otra vez!

Posted by RPP Deportes on Jueves, 30 de abril de 2015