AFP

La FIFA le ha declarado la guerra al racismo y tras los insultos que recibió el brasileño Tinga en Copa Libertadores por los hinchas huancaínos, el presidente del máximo ente del fútbol salió a rechazar todo acto de discriminación.

En su cuenta de Twitter, Blatter se une a la causa de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, que rechazó el acto racista que se produjo en el Estadio Huancayo: "Condenamos el episodio de racismo contra Tinga. La FIFA está en contra de todo acto de discriminación".

De igual manera, el suiza publicó el reglamento titulado "Resolución sobre la lucha contra el racismo y la discriminación", donde se especifican las acciones y medidas que se toman con los actos racistas en los campos de fútbol.

"El congreso de la FIFA aprobó esta resolución contra la discriminación. El fútbol debe mostrar seriedad cuando se dice basta", agregó.

El documento contra el racismo fue elaborado en el 63 Congreso de la FIFA y se aplica en todos los campos de Europa y demás continentes.