Giancarlo Carmona empezó mal su nueva aventura en San Lorenzo, ya que decidió operarse de una hernia inguinal bilateral sin informarle al club, lo que generó la molestia de Juan Antonio Pizzi, entrenador del cuadro de Boedo.

El estratega hizo sentir su molestia en conferencia de prensa luego del primer día de trabajo en el estadio Nuevo Gasómetro: "Estoy molesto. Nos hubiese gustado estar al tanto de esta situación, porque corresponde. Su representante debería haber informado cómo era la situación".

El peruano estará varias semanas sin actividad y eso lo bajó automáticamente de la pretemporada del cuadro "Cuevo", generando un problema para Pizzi que pretendía contar con él por la banda derecha.

Por otro lado, el DT mencionó que todavía tienen en planes a Juan Manuel Martínez, jugador que no tuvo una buena temporada en el Corinthians: "Está en la lista por las características, creemos que puede llegar a mejorar al equipo. Si viene veremos en qué posición nos conviene más".