José Mourinho, entrenador del Real Madrid, ha sido suspendido con dos encuentros y Francisco Vilanova, segundo técnico del Barcelona, con uno por el juez de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en relación al incidente entre ambos de la Supercopa de España.

El incidente ocurrió en los minutos finales del Barcelona-Real Madrid, vuelta de la Supercopa de España, disputado el último 17 de agosto, cuando Mourinho metió el dedo en el ojo de Vilanova, quien respondió golpeando la nuca del portugués.

Ante ello, el juez de Competición de la Federación española, tras examinar las imágenes que le fueron remitidas, decidió incoar "procedimiento disciplinario extraordinario" a Mourinho y Vilanova, por "la realización de una conducta que, con carácter meramente indiciario, pudiera resultar infracción".

Concluida la tramitación del procedimiento incoado, y tras la alegaciones presentadas por uno y otro club, el juez instructor dictó las propuestas de imponer una suspensión de tres encuentros para Mourinho y de uno para Vilanova, por infracciones previstas en el artículo 123 del Código Disciplinario.

Ante estas sanciones, que serán aplicables tan sólo en la misma competición, cabe interponer recurso ante el Comité de Apelación de la RFEF en el plazo de diez días.