EFE

¡Basta ya! Un nuevo acto de racismo se vivió en el fútbol. Este domingo en Italia,  un  desadaptado lanzó desde la tribuna del estadio Atleti Azurri, donde juega de local el Atalanta, dos plátanos y un cuchillo al jugador del AC Milan, Kevin Constant.

El mediocampista del cuadro "rossonero" cogió uno de los plátanos y se lo mostró al árbitro del encuentro, mientras que  el defensor francés Philipe Mexes aplaudió el acto irónicamente, la misma acción realizó el holandés Nigel de Jong. Mostrándose indignados por el acto.

Clarence Seedorf, técnico del AC Milan, repudió el hecho y felicitó a sus jugadores por la actitud que tuvieron para seguir el encuentro pese al lamentable acto.

"No me gusta, solo puedo elogiar a mis jugadores por su comportamiento. Por seguir concentrados y seguir jugando el partido. Espero que descubran a los culpable y que hagan lo que tengan que hacer", dijo Seedorf.

Por su parte, el entrenador del Atalanta Stefano Colantuono, sintió vergüenza por lo sucedido e indicó que se debe encontrar al culpable. "El que lanzó el plátano merece que le lancen a él un coco. Ha arruinado una gran tarde", expresó el DT.