Twitter

Irina Shayk, novia de Cristiano Ronaldo, estuvo de visita en Grecia para un evento y en plena entrevista le dieron una camiseta de Barcelona con el nombre de Lionel Messi y una tijera para ver si se atrevía a cortarla.

No obstante, Shayk no quiso destrozar la divisa de la "Pulga" y le devolvió las tijeras al periodista.

Como se sabe, Messi es conocido como el "rival" en el fútbol de CR7, pero Shayk se comportó a la altura de las circunstancias.