EFE

El mal estado del terreno de juego del estadio Moulay Abdellah, que debía acoger el martes la semifinal del Mundial de Clubes entre Real Madrid y Cruz Azul mexicano, ha provocado el cambio de sede a Marrakech, según confirmó a EFE la FIFA, que aseguró que la "decisión está tomada"

El Real Madrid aún no tiene notificación oficial de FIFA y mantiene su vuelo privado a Rabat, donde está previsto que aterrice este domingo, tras ejercitarse en la ciudad deportiva de Valdebebas.

El encuentro disputado el sábado entre Cruz Azul y Wanderers Sidney en Rabat, estuvo marcado por las malas condiciones del terreno de juego, anegado por la lluvia. El paso de las horas no mejora su aspecto pese a los intentos del personal, que han cubierto con plástico todo el terreno de juego y aplican aire caliente con dos tubos de grandes dimensiones.