Real Madrid venció 2-0 al Elche con una buena participación de Gareth Bale, quien constantemente desbordaba por la derecha tratando de asistir a sus compañeros para ampliar la cuenta.

Es en una de estas jugadas donde el jugador del Elche Aaron fue a marcar a galés con la plancha adelante y los toperoles al frente, una artera falta que mereció la roja pero en la que el árbitro solo ha mostrado la tarjeta amarilla.

Te dejamos todos las imágenes de esta entrada que pudo terminar incluso con Bale fracturado. Felizmente se repuso rápido y siguió jugando.