Reflexiones de un Mundial inolvidable

No olvidaré jamás las interminables fiestas en las playas de Copacabana, repletas de color y alegría a cargo de los miles de hinchas que hasta ahí llegaban.
AFP