No cambia. El jugador de UTC, Reimond Manco, fue nuevamente captado en un deporable estado de ebriedad, por las cámaras del programa de espectáculos "Amor, Amor, Amor".

Ahora el escenario fue la casa de Waldir Sáenz, en Cercado de Lima, donde fue embarcado en la madrugada rumbo a su casa ebrio y regresado a las pocas horas por el mismo taxista. Al ver su deplorable estado, una mujer, de la cual no se reveló su identidad, lo tuvo que meter a la casa casi cargado con la ayuda de dos personas más.

Al otro día, algo más recuperado de la noche de copas, el jugador dejó la casa del exgoleador blanquiazul al promediar las 10:30 am.

Cabe señalar que la juerga se dio el día libre que UTC dio al jugador, luego de jugar el domingo un partido ante Universitario en el Monumental de Ate, por la fecha 6 del Torneo Clausura.