En un partido duro y trabado, España venció por penales 7-6 a Italia y así logró el pase a la final de la Copa Confederaciones.

La "Furia Roja" estuvo fino en la definición y desde los "doce pasos" acabó con las chances del cuadro de Cesare Prandelli.

El próximo reto para la selección campeona del mundo será Brasil, país anfitrión de la Confederaciones, y que aspira al tricampeonato.

El duelo entre ambas selecciones se jugará el domingo 30 de junio a las 5:00 de la tarde (hora peruana) en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.