Facebook Santos FC

El futbolista brasileño Robinho, jugador del Santos, declaró que está agradecido a Dios por no haber sido convocado para el Mundial Brasil 2014 y, así, no haber sufrido como jugador la derrota por 1-7 contra Alemania en la semifinal, informó este miércoles la prensa local.

"Gracias a Dios fui liberado de esto, porque Brasil, con el paso del tiempo dije ´gloria a Dios´ por no haber ido (al Mundial)", afirmó el exjugador de clubes como Real Madrid, Manchester City y Milan en declaraciones al canal de televisión Bandeirantes.

Robinho, que disputó con la selección brasileña los mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, fue uno de los excluidos del Mundial Brasil 2014 por parte del entonces entrenador, Luiz Felipe Scolari.

Pero, según contó el propio futbolista, hasta último momento pensó que iba a ser convocado para el certamen.

"Yo pensaba que iba a ir al Mundial, incluso aparecía en las figuritas de las selecciones. Igual, no le guardo rencor a ´Felipao´ (Scolari), respeto su decisión. Con mi familia sufrimos y sentimos tristeza, porque no esperábamos perder como perdimos", dijo, de buen humor, el futbolista de 31 años.

El año pasado el futbolista regresó a la selección al ser convocado por el entrenador Dunga para amistosos contra Colombia y Ecuador.

Robinho, que tiene contrato con el Milan hasta junio de 2016, juega actualmente como cedido en el Santos, club en el que surgió y para el que jugará al menos hasta mitad de año.

EFE