El internacional alemán Thomas Müller considera que el reto que tendrán él y los otros jugadores del Bayern de adaptarse al nuevo entrenador, Josep  Guardiola, ayudará a evitar que se caiga en la autocomplacencia tras el triplete ganado en esta temporada.

"Ya antes de que ganáramos el triplete tenía claro que el 26 de junio, con el comienzo de la preparación de la nueva temporada, teníamos que empezar otra vez de ceros. De algún modo es amargo, pero así es la vida deportiva", dijo Müller en una entrevista que publica el diario "Bild".

"También está claro que no podemos empezar a hablar en el primer día de los entrenamientos de los títulos que vamos a ganar en mayo de 2014. Primero tenemos que adaptarnos al nuevo entrenador. Creo que es un buen estímulo para todos los jugadores que evita el peligro de la autocomplacencia", agregó.

Müller considera que la lucha por los puestos en la titular será muy dura y que empezará otra vez desde el comienzo.

"Por eso no creo que nadie se vaya a dormir después de haber ganado el triplete", dijo el jugador.

EFE