El Werder Bremen expulsó definitivamente al ahora ex socio del club Jens Pühse por ser funcionario del ultraderechista Partido Nacional Demócrata Alemán (NPD), considerado como neonazi.

El Consejo de Honor del Bremen ratificó la decisión tomada por la cúpula del club ante la que Pühse había interpuesto un recurso.

"Con esta decisión damos una señal clara contra la ultraderecha", dijo el presidente del club, Klaus-Dieter Fischer.

Según sus estatutos, el Werder Bremen fomenta el deporte como vínculo entre nacionalidades, culturas, religiones y grupos sociales lo que no es compatible con la militancia en una organización ultraderechista.