El presidente del Morelia, Álvaro Dávila, reveló que la mitad de los jugadores del equipo han sido extorsionados, lo cual evita que otros quieran firmar con el cuadro, interesado en fichar refuerzos. En el cuadro mexicano militan los peruanos Edison Flores, Ray Sandoval e Irven Ávila.

"De nuestros jugadores, más de la mitad ha recibido llamadas de extorsión; es algo con lo que nos enfrentamos esta vez", dijo a EFE el directivo.

Morelia es una plaza con historia futbolística, sin embargo, atraviesa problemas de seguridad que provocaron que un par de jugadores que intentaron fichar decidieran declinar la oferta, expresó Dávila.

"Es un tema delicado, no quiero sacarlo a la ligera. La realidad es que estábamos avanzados en traer un delantero que milita en Paraguay y un defensa del fútbol europeo, sus nombres me los voy a reservar porque no tiene caso a estas alturas", señaló.

Morelia es una ciudad reconocida a nivel mundial por su festival de cine y puntos turísticos; sin embargo, ha sido acosada por la violencia. Álvaro Dávila explicó que, entre los jugadores de su plantilla, existen llamadas a posibles refuerzos para advertirles de la situación del territorio.

El Morelia perdió 1-2 ante el Atlas el pasado viernes en la quinta jornada del Clausura y bajó al decimoquinto lugar de la clasificación con una victoria, un empate y cuatro puntos.

¿Qué opinas?