La justicia ordinaria de Suiza desestimó el pedido de Paolo Guerrero para que se suspenda la sanción de 14 meses que pesa sobre él tras dar positivo en un resultado analítico adverso por benzoilecgonina, un metabolito de la hoja de coca y la cocaína, en octubre de 2017.

Ante ello, la prensa internacional informó que Paolo Guerrero tendrá que esperar hasta abril del 2019 para volver a las canchas. “Justicia suiza niega recurso de Paolo Guerrero y seguirá castigado”, publicó Lance de Brasil al respecto.

La intención de Paolo Guerrero era jugar este año con el Inter de Porto Alegre, que contrató al ‘Depredador’ por tres años antes que se confirmara que debía cumplir todo el periodo de su castigo.