Christian Ramos marcó de cabeza el sufrido empate en Asunción. | Fuente: CMD

El hincha peruano esperó 48 minutos de juego para gritar gol y pensar que sí se puede. Christian Ramos empató el partido con un violento cabezazo y renovó la esperanza de todos los fanáticos de La Bicolor.

La pelota parada irónicamente se ha vuelto el talón de aquiles de los paraguayo y Ramos que ya había avisado en situaciones previas logró decretar el 1-1 con un impecable golpe de cabeza a los 48'.

Paraguay comenzó en ventaja a los 10 minutos con un buen disparo de Christian Riveros, esto tras un balón que peleó hasta el final Federico Santander. Renato Tapia soltó la marca pensando que la pelota había salido del campo.