Animal recibió oportuna ayuda. | Fuente: Municipalidad de Surco

Personal de la Brigada Canina y de la Subgerencia de Salud Pública de la Municipalidad de Surco auxiliaron a una cachorra de aproximadamente un año que aparentemente fue envenenada y posteriormente atropellada en la cuadra 48 de la avenida Tomás Marsano.

Cuando llegó el personal municipal, vecinos señalaron que la perrita estaba lastimada. Al ver que el animal no reaccionaba debidamente, el veterinario de la municipalidad, Pedro Ramos, realizó las coordinaciones para llevarlo de emergencia a la clínica de su colega Rodrigo Rondón.

Trabajadores de una ferretería ayudaron a cargar a la perrita a un patrullero de la Brigada Canina de Surco. Ya en el centro médico, el diagnóstico del can fue muy desfavorable. “Tiene traumatismo encéfalo craneano grave, fractura en la pata izquierda y probablemente en la cadera. Aparentemente también fue envenenada”, explicó Rondón.

En tanto, Pedro Ramos, veterinario de la Subgerencia de Salud Pública de Surco, agradeció a los vecinos que dieron aviso a través de las redes sociales. “Tuvimos que actuar en forma rápida para atender este caso”, agregó.

Se espera la recuperación de esta cachorra para que pueda ingresar al programa de tenencia responsable de mascotas de la Municipalidad de Surco y pueda ser dada en adopción.