Elena Iparraguirre, esposa de Abimael Guzmán -líder del grupo terrorista Sendero Luminoso-, lo visitó este jueves en la prisión de la Base Naval del Callao, según informó a la agencia Efe su abogado Alfredo Crespo.

El defensor de Guzmán dijo que las autoridades penitenciarias llevaron a Iparraguirre desde el penal de Piedras Gordas, en el distrito de Ancón, donde ella cumple una condena de cadena perpetua hasta la Base Naval, en que el líder senderista cumple similar sentencia.

La última vez en que la pareja se había encontrado fue en diciembre del año pasado y, según las normas penitenciarias, estas visitas familiares se pueden hacer cada dos meses. Sin embargo, las visitas fueron postergadas consecutivamente y, por ese motivo, el líder senderista se declaró en huelga de hambre desde el lunes pasado.

LAMENTAN ACTITUD DE GUZMÁN

Ante este hecho, el congresista Fernando Andrade criticó la decisión de Guzmán de iniciar una huelga de hambre. “Por qué no pensó lo que hicieron con más de 25 mil muertos. (…) Qué lástima que lleguemos a estos extremos, qué suerte que tiene el abogado que lo está defendiendo y que está reclamando. El Inpe siempre ha actuado correctamente y no creo que esté cometiendo ningún exceso”, sostuvo.

“Ellos (Guzmán e Iparraguirre) sabrán por qué están actuando de esa manera. Si dice que está en huelga de hambre, ya lo revisarán los médicos y determinarán si están mal del estómago o mal de la cabeza, yo creo que es más de lo otro que por no comer”, dijo.

Señaló que lo que debe quedar claro para los jóvenes es que sepan qué hizo y por qué está en la cárcel Abimael Guzmán. “Muchos jóvenes desconocen todas las víctimas y todo el daño que le hizo al país”, indicó.

Como se sabe, el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) afirmó en el 2003 que Sendero Luminoso fue el principal responsable de las más de 69.000 víctimas que dejó la guerra interna que desató contra el Estado peruano entre 1980 y el 2000.