Los 300 animales salvajes de "Fauna y Acción" y las decenas de perros y gatos de "Animales para cine" integran la casi totalidad del plantel de animales actores en España junto a los casi cien de "Zooko Producciones", la tercera de las empresas que se dedican a este servicio.

El sector, que incluye además de estas empresas a numerosas cuadras de caballos, no está en crisis, incluso crece, en gran medida gracias a la demanda de la industria audiovisual europea, aunque factura pocos millones de euros al año.

El proveedor, sin embargo, debe afrontar muchos gastos. Para empezar, la compra del animal: un tigre blanco puede costar 30.000 euros, aunque un león poco llamativo no sobrepasará los mil euros.

Entre ambos figuran cantidades diversas, que pagan el precio por leopardos, jaguares, dromedarios, cebras, renos, jabalíes, pequeños felinos o lobos, por citar algunos de los habitantes de la finca "Fauna en Acción", ubicada no muy lejos de Madrid, al igual que las de "Zooko" o "Animales para cine".

EFE