RPP / Carlos Lora

Recomendaciones para evitar los riesgos que representan algunas prácticas como son los brebajes, el uso de plantas, flores e incluso animales como parte de los rituales para recibir el Año Nuevo.

Oswaldo Salaverry, director del Centro Nacional de Salud Intercultural (CENSI) pidió tener especial cuidado con los baños de florecimiento.

Las personas que quieran hacerse un baño de florecimiento deben tener especial cuidado, ya que una mala práctica de esta tradición para atraer la suerte podría generar problemas en la salud, Salaverry.

Advirtió, de igual forma, sobre otros rituales de año nuevo que incluyen el uso de líquidos embotellados llamados “Agua de Siete Iglesias”, “agua de Cananga”, o “Agua de los Siete Espíritus”, que carecen de registro sanitario y pueden producir males estomacales.

Pidió tener cuidado también con aquellos líquidos esparcidos por el rostro pues pueden ocasionar la ceguera.

Alberto Laymes, especialista en baños de florecimiento, hizo una demostración respetando las costumbres ancestrales y utilizando insumos apropiados. Laymes pidió no comprar flores embolsadas y acudir a los maestros que usen productos de garantía. 

Dijo que llama la buena suerte con el uso de un ala de cóndor, un ramo de flores y pétalos hervidos y recogidas directamente de la "Pachamama".