EFE

Un número indeterminado de hombres armados con cuchillos y vestidos con uniformes irrumpió en una estación de trenes del suroeste de China, asesinaron a 27 víctimas y dejaron gravemente heridas a más de cien personas.

Todavía se desconoce las razones por las que atacaron ni a qué grupo pertenecían solo se sabe que es uno de los ataques en serie con más víctimas de los últimos años en este país.

El apuñalamiento en masa ocurrió exactamente en la estación de ferrocarril de Kunming, en la provincia de Yunnan.

Medios locales informaron que los atacantes fueron abatidos a tiros por la policía, mientras que las víctimas eran llevadas a hospitales locales.

Fotos que circulan por internet mostraban equipaje desparramado y cuerpos tendidos sobre el suelo ensangrentado.