Foto: Difusi

El Arzobispado de Lima, a través de un comunicado de prensa, aclara que fue la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) quien inició el litigio legal que ambas partes sostienen.

“El 30 de enero de 2006, la PUCP interpuso una demanda  judicial contra el Arzobispado de Lima, pretendiendo desalojar al Centro Educativo Particular Peruano Chino Juan XXIII de su local institucional, por haberse negado a pagar la suma de U.S.$ 5’468,618”, señala el documento.

“En consecuencia, no es verdad que el Arzobispado de Lima haya iniciado una larga contienda contra la PUCP, ni, menos aún, que esta dure doce años. Fue la PUCP la que inició las acciones judiciales contra el Arzobispado de Lima en el año 2006; esto es, hace cinco años. No conocemos ningún diferendo iniciado hace doce años, como sostiene el Rectorado”, agrega.

En el comunicado, el Arzobispado asegura, además, que es falto que el arzobispo de Lima haya iniciado una acción judicial contra dicha universidad. “Por el contrario, es el Rectorado que ha demandado judicialmente al señor cardenal”, refiere.