El FC Barcelona, a través del director de sus Divisiones Menores, Guillermo Amor, ha fichado a dos niños de 12 años del Valencia, lo que ha generado indignación en España, en especial en el presidente de Los Ches, Manuel Llorente.

"Esto lo van a pagar caro. Han roto el código ético que existe entre los clubes. No se puede entender que una entidad con ese presupuesto vaya fichando niños de 12 años", señaló tremendamente enojado.

Hasta el momento el conjunto Azulgrana no ha emitido algún comunicado sobre este hecho, el cual no se entiende, ya que los catalanes siempre han sido estrictos en este delicado tema, además de mostrarse siempre orgullosos de su propia cantera.

Enric y Abel, quienes cambiarán la Ciudad Deportiva de Paterna por la Masía, llegan al Barza al no tener el Valencia firmado ningún tipo de contrato debido a la temprana edad de los jugadores.

Este hecho no representa ninguna accionar contra la ley, solo un situación que rompe un pacto de caballeros que existía entre los clubes españoles para respetar un mínimo las edades de los chicos de las escuelas deportivas.