Beatifican a monja mexicana que devolvió la vida a un niño

La mexicana sor María Inés Teresa Arias del Santísimo Sacramento fue beatificada hoy ante miles de fieles y en presencia del niño al que devolvió la vida luego que se ahogara en 2001.

La mexicana sor María Inés Teresa Arias del Santísimo Sacramento fue beatificada hoy ante miles de fieles que abarrotaron la Basílica de Guadalupe de la Ciudad de México por devolver la vida a un niño ahogado en 2001, que hoy estuvo presente en la ceremonia.

El cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, fue el encargado de presidir la ceremonia de beatificación y de leer una carta en latín del Papa Benedicto XVI en la que autorizó la inscripción de la mexicana en el libro de los beatos.

En la homilía leída por Amato, el religioso hizo referencia a la visita del Papa a México de hace un mes y dijo que fue "una lección de ánimo para un futuro de paz y concordia y de bienestar", refiriéndose a la ola de violencia por la que atraviesa el país.

La ceremonia comenzó con una lectura de la biografía de sor María Inés (1904-1981) que desarrolló un largo trabajo de misionera y fundó las congregaciones de las Misioneras Clarisas (1945) y de los Misioneros de Cristo por la Iglesia Universal (1979).

En ella participó el niño Francisco Javier Carrillo Guzmán, quien con año y medio de vida cayó a una piscina y se ahogó; hoy fue el encargado de presentar la reliquia de la monja, un manojo de su cabello.

Luego de que los médicos que lo atendieron lo declararan muerto por asfixia, inexplicablemente se recuperó sin ninguna secuela, un milagro que Benedicto XVI corroboró.

EFE