Caso Fefer: Ariel teme que presiones influyan en decisión final del PJ

El 5 de junio próximo el Poder Judicial resolverá si acoge o no la apelación presentada por su hermana Eva, a fin de que se anule la condena que se le impuso por parricidio.

Ariel Bracamonte admitió que le preocupa que la "presión mediática" influya en la decisión final de Poder Judicial, que el 5 de junio próximo resolverá si acoge o no la apelación presentada por su hermana Eva, a fin de que se anule la condena que se le impuso por el asesinato de la madre de ambos, la empresaria Myriam Fefer.

Aseguró que a él no le preocupa su situación legal, ya que -según dijo- la Corte Suprema no puede incluirlo en el proceso debido a que la investigación judicial está en su etapa final.

"Estoy muy preocupado porque si bien el expediente está clarísimo y la prueba está ahí, todo lo que sale en los medios es pura basura...sabemos que a veces la presión mediática puede interferir en la decisión de las autoridades y yo le pido a Dios que eso no suceda porque sería trágico", expresó en el noticiero matutino de Panamericana Televisión.

Semanas atrás, su exabogada Luz Saavedra lo denunció por presuntamente haber sobornado a la jueza Nancy Carmen Choquehuanca para que incrimine a su hermana Eva, puesto que el 2007 tuvo a su cargo las investigaciones por el sonado crimen.

El menor de los Bracamonte Fefer negó tal acusación y sostuvo que no hay pruebas que sustenten el supuesto pago de 2.000 dólares al mes a la magistrada, con el objetivo de que denuncie por parricidio a EVa.

El joven también rechazó la versión de su ex defensa legal respecto a que su expareja Julio Moscol habría estado en su casa, la noche del homicidio.

"Julio Moscol nunca fue a mi casa antes de la muerte de mi madre, el día de los hechos no estuvo en la casa", aseguró.

"Es un tema al que siempre recurren cada vez que hay una decisión importante que tomar en el Poder Judicial. Lamentablemente Julio es una persona que no tiene recursos para defenderse", sentenció.

Finalmente, Ariel indicó que ya no vive en el Perú, pero se negó a decir en qué país del extranjero reside actualmente, alegando que él no habla de su vida personal.