Un vehículo fue prendido en llamas por un grupo de desconocidos la madrugada de este jueves en la cuadra 4 del jirón Condesuyo en el cercado de Lima. Los agraviados descartaron que se trata de un acto de extorsión, como inicialmente se especuló.

El automóvil de placa COA-555 está registrado a nombre de Luz Marina Alejandro Fernández, y según sus familiares era una herramienta de trabajo que usaban como taxi y para entregar productos por encargo de empresas dedicadas a eventos.

La familia de Alejandro Fernández sospecha que el atentado fue planeado por dos mujeres que habrían actuado en venganza por rencillas personales. Sobre la identidad de estas personas, prefirieron mantener la reserva. 

El siniestro se inició al promediar las 3 y 40 de la mañana, y según indican los vecinos este habría sido provocado vertiendo combustible sobre el vehículo para luego prenderle fuego, y no a partir de un artefacto explosivo.

La dimensión del siniestro hizo necesaria la presencia de los bomberos quienes finalmente controlaron el fuego. Afortunadamente no se reportaron heridos.  Las investigaciones del caso están a cargo de los agentes de la comisaría Conde de la Vega del Cercado.