Tapas de pozos no tenían medidas de seguridad. | Fuente: RPP Noticias

En medio de la búsqueda de la niña Xohana Castro, quien desapareció en la Plaza de Armas de Cerro Azul, en Cañete, varios vecinos alertaron que en el perímetro de este lugar se encontraban varios buzones profundos de agua que no contaban con medidas de seguridad adecuadas. En uno de los pozos del lugar fue hallado al día siguiente un cadáver.

RPP Noticias pudo comprar que estos profundos buzones tenían como tapas tablas de madera que fácilmente podían ser retiradas. Los vecinos comentaron que la menor pudo haber caído por accidente a uno de estos buzones que se encuentran muy cerca al lugar donde se le vio por última vez.

Este sábado por la mañana la Policía tomó con mayor fuerza esta posibilidad y decidió contactar a un buzo, un experimentado pescador artesanal de la zona, para que revise dos pozos que se encontraban cerca al lugar donde desapareció la menor. En uno de ellos halló un cuerpo que los agentes luego recuperaron y trasladaron a una morgue en Cañete.

Un buzo ingresó a dos buzos y encontró el cuerpo de una mejor en uno de ellos. | Fuente: RPP Noticias

Tal como se aprecia en las imágenes, el buzo ingresó a cada uno de los pozos y según informó posteriormente la Policía, en el segundo encontró el cuerpo de una menor. También se conoció que este cuerpo estaba vestido con un polo color rosado, similar al que tenía puesto la niña Xohana cuando desapareció.

Tras esto se decidió esperar a la llegada de un equipo de peritos y de representantes del Ministerio Público para poder recuperar el cuerpo hallado en el pozo y continuar con las investigaciones del caso.

¿Qué opinas?