Chile asegura que Bolivia goza de acceso al mar con todas las garantías

Bolivia goza de acceso al mar, con todos los beneficios y garantías que no tienen ni siquiera los empresarios chilenos, o terceros países, de libre tránsito por los puertos de Chile".
EFE

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, afirmó este jueves que en la carta que su país entregó a los 192 países que componen la Asamblea General de la ONU "se deja claro que efectivamente Bolivia goza de acceso al mar", en respuesta a la denuncia del presidente Evo Morales.

Este miércoles, el presidente Morales, en el seno de la ONU, afirmó que el derecho boliviano al mar es "pisoteado por una brutal invasión promovida por intereses empresarios coloniales", lo que motivó que en la misma tarde el Ejecutivo chileno entregara una carta en respuesta a los dichos del mandatario, aunque no se supo de inmediato su contenido.

Este jueves, Muñoz explicó a los periodistas que "en esta nota se le describe a la comunidad de Naciones Unidas, a todos los países, que efectivamente Bolivia goza de acceso al mar, con todos los beneficios y garantías que no tienen ni siquiera los empresarios chilenos, o terceros países, de libre tránsito por los puertos de Chile".

El jefe de la diplomacia chilena, agregó que, además, "decimos que lo que pretende Bolivia de una manera encubierta es desconocer el Tratado de 1904, el tratado de límites que estableció y fijó de manera definitiva la frontera entre los dos países. En la nota se explica más en detalle la posición de nuestro país", precisó.

Anoche, Muñoz ya había señalado que para Chile "una invitación al diálogo es cuando se intenta concordar con el otro".

"Lo de Bolivia es una demanda unilateral pura y simple contra nuestro país, que pretende que Chile ceda territorio. Eso no va a ocurrir", advirtió.

El mandatario boliviano también dijo en la Asamblea General de la ONU que la demanda de su país "no busca alterar el orden internacional de fronteras ni cuestionar los tratados internacionales, tal cual pretende hacer creer el Gobierno de Chile".


DEMANDA BOLIVIANA

El Gobierno de Evo Morales demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en abril de 2013 para forzarle a negociar una salida soberana al océano Pacífico, que Bolivia perdió en una guerra en el siglo XIX.

Chile impugnó en julio pasado la competencia de la CIJ para ver el caso, argumentando que el tribunal internacional se constituyó con posterioridad al tratado que define los límites entre Chile y Bolivia, suscrito en 1904.

Morales, asimismo, pidió en su discurso a todos los países que conforman el organismo "que nos acompañen, no sólo a Bolivia, sino también a nuestro vecino Chile en este desafío".

"Este es el siglo de la paz, pero la paz con soberanía. Si queremos acabar con la pobreza no tenemos otro camino que acabar con el sistema imperialista", enfatizó.


RESPUESTA DE BACHELET

En tanto, la presidenta Michelle Bachelet aseguró en su discurso, en la misma tribuna internacional, que Chile ha planteado algo que muchos Estados sostienen como elementos fundamentales de su política exterior: el respeto a lo pactado y el respeto al derecho internacional.

"Eso nosotros lo hemos dicho en el pasado, lo hemos dicho ahora, y les aseguro que lo diremos en el futuro", enfatizó.

En tanto, el vespertino La Segunda aseguró este jueves que Bolivia interpuso hace algunos días una nueva denuncia contra Chile, apuntando al incumplimiento del Tratado de 1904, acusando la vulneración de la cláusula que permite el libre tránsito de cargas bolivianas por territorio chileno.

En esa línea, el diario informa que hace dos semanas, el embajador de Bolivia en Uruguay, Benjamín Blanco, interpuso dicha denuncia ante la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), organismo del que forman parte varios países de la región y en cuyo marco funciona el Acuerdo Parcial sobre Transporte Internacional Terrestre (ATIT).

En el escrito, bolivia plantea, que "Chile aplica medidas internas y unilaterales a la carga de ultramar desde y hacia Bolivia, medidas que afectan en gran manera al transporte y comercio internacional boliviano.

Según fuentes oficiales chilenas, Santiago ya respondió también por escrito, argumentando que a las cargas bolivianas se aplican normas comunes a la regulación internacional y que en ningún caso se vulnera el libre tránsito de ellas.

EFE