FOTO AFP

Al menos un millón de cucarachas se escaparon de una granja en China donde eran criadas para el uso de una medicina tradicional.

Las cucarachas huyeron de la instalación en Dafeng, en la provincia oriental de Jiangsu, después de que un "autor desconocido" destruyera el invernadero de plástico en el que eran criadas, informó el diario Modern Express.

Las autoridades de control de enfermedades han enviado cinco investigadores a la zona para llegar a un plan estratégico para acabar con los insectos.

El propietario de la granja, Wang Pengsheng, invirtió más de 100.000 yuanes (18.000 dólares) en 102 kilogramos de huevos después de pasar seis meses en el desarrollo de un plan de negocios, dijo que el informe del viernes.

La cucaracha es considerada como una plaga, pero los creyentes en la medicina tradicional china -que utilizan plantas y animales, incluyendo especies en peligro de extinción– afirman que extractos del insecto puede curar enfermedades como el cáncer y reducir la inflamación. 

En el momento en que el invernadero fue dañado, más de 1,5 millones de cucarachas habían nacido y estaban siendo alimentados con comida que incluía  "frutas y galletas ".

Habían esperado recaudar alrededor de 1.000 yuanes de ingreso por cada kilogramo de cucarachas vendidas, según el informe, pero ahora se enfrentan a pérdidas de cientos de miles de yuanes.

NEWS.COM