Cineasta Manoel de Oliveira sale del hospital plenamente recuperado

A sus 103 años, el director indicó a la salida del nosocomio que estaba deseoso de volver al trabajo.
Wikimedia

El cineasta luso Manoel de Oliveira, de 103 años, abandonó el hospital del norte de Portugal donde permaneció ocho días por las complicaciones de una dolencia respiratoria.

Fuentes del centro y del entorno familiar del director dijeron que Oliveira se ha recuperado bien y él mismo declaró a los periodistas, al abandonar el hospital, que está deseoso de volver al trabajo.

El realizador salió del centro clínico de Espinho, en el distrito de Oporto, en silla de ruedas.

Portavoces de la institución aseguraron que durante su hospitalización ha superado sin incidencias la infección respiratoria que sufrió, complicada por una insuficiencia cardiaca.

Manuel de Oliveira, que pasó varios días en una unidad de cuidados intensivos por el riesgo de que se agravara su estado, no precisará ya de atención médica especial, aunque los médicos le han recomendado fisioterapia durante su convalecencia.

El director de cine tiene pendiente estrenar el largometraje "O Gebo e a Sombra", que será presentado en el Festival de Venecia a finales de agosto.

Su siguiente proyecto, ya anunciado, es "La Iglesia del Diablo", una adaptación de la obra del escritor brasileño Joachim Machado de Assis.

Hace apenas unas semanas grabó un cortometraje en Guimaraes, dentro del programa de Capital Europea de la Cultura que celebra esa localidad del norte luso.

EFE