El Papa rindió homenaje a la ciudad palestina de Belén, donde según los evangelios, nació Jesús. | Fuente: iStock | Fotógrafo:

Descubre el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

El 25 de diciembre es uno de los intensamente conmemorados en los países cristianos. días feriados más intensamente conmemorados en los países cristianos. En algunos de ellos, como España, el Jefe de Estado pronuncia tradicionalmente un discurso a la Nación. En nuestro país, el presidente Vizcarra invocó a fortalecer los valores de la familia y la bondad. En España, el rey Felipe VI, ha reafirmado la deuda que el Estado español tiene con los jóvenes, muchos de los cuales, lamentó el monarca, no hallan un empleo a la altura de sus esperanzas y de su formación. En otros países cristianos, la conmemoración de la Navidad se ha convertido en una fiesta familiar, marcada por el intercambio de regalos, en particular a los niños.

En el hemisferio norte, la Navidad coincide con la llegada del invierno, aunque a partir del 21 de diciembre, el solsticio de invierno, las horas de sol comienzan a aumentar, lo que desde la Antigüedad dio lugar a celebraciones paganas. En nuestro país, y en todo el hemisferio sur, la Navidad coincide con la llegada del verano, aunque en las zonas de montaña se trata más bien de la estación de lluvias. Jesús es venerado también por la religión musulmana que, junto a Abraham lo considera un profeta, es decir alguien que habló en nombre de Dios. Lo que no impide que existen corrientes fanáticas que contradiciendo al Corán persiguen a minorías cristianas, como es el caso de los coptos en Egipto y también en Siria e Irak, mientras el terrorismo islamista tuvo potencia de fuego. En el Extremo Oriente existen también comunidades cristianas, que viven bajo la tolerancia de las sociedades democráticas, pero expuestas a la arbitrariedad en países dictatoriales. Es el caso en algunas regiones de China, país oficialmente comunista y ateo, pero en el que siguen teniendo vigencia tradiciones espirituales milenarias: el budismo, el taoísmo y el confucionismo.

Fiesta del Cristianismo

Una de las paradojas históricas del Cristianismo es que la sede de la Iglesia Católica es precisamente la ciudad que fue la capital del Imperio Romano que ejerció dominación sobre Palestina, Tierra Santa o el Israel histórico, la entidad política en la que vivió Jesús. Gobernaron durante su vida el gran emperador César Augusto y su sucesor Tiberio. En Roma, como cada año, se celebró anoche la principal Misa de Gallo. En su homilía, el Papa Francisco centró su mensaje en la sencillez y el desprendimiento del niño cuyo nacimiento celebramos hoy. Francisco fustigó la voracidad consumista. El Papa rindió homenaje a la ciudad palestina de Belén, donde según los evangelios, nació Jesús, tal como siglos antes nació en Belén el rey David.

Las creencias, los ritos y las tradiciones no impiden, naturalmente, que los seres humanos sigan haciéndose la guerra y negando derechos fundamentales, entre los cuales el primero es el derecho a la vida. Lo vemos en la Siria de hoy, donde vivió el apóstol Pablo, pero también en Yemen, desde donde millones de personas parten en busca de un país que los acoja. Lo vemos también en nuestra región latinoamericana, en particular en Venezuela y Nicaragua.

Desde siempre, los valores morales y las opciones políticas han estado impregnada por las enseñanzas de las religiones y los líderes espirituales. Ese fue también el caso de los Amautas durante el Imperio Incaico. Puesto que en el Perú celebramos oficial y familiarmente la Navidad, podemos esperar que este día feriado ofrezca la oportunidad de una reflexión que sea el punto de partida de un diálogo fecundo. Sería el mejor homenaje a las mujeres que buscaban el cuerpo del crucificado y que oyeron una voz que les preguntaba: “¿Porqué buscan entre los muertos al que está vivo?”.

Las cosas como son

¿Qué opinas?