¿Cómo debe estar preparada la población ante la temporada de lluvias?

Pobladores junto a autoridades deben establecer sistemas de alerta temprana ante cualquier emergencia. Es mejor no construir viviendas en lugares bajos y propensos a inundaciones.

Con la finalidad de prevenir riesgos a la salud durante la temporada de lluvias que se presenta por estas fechas en varias zonas del país, especialmente en la sierra, la Oficina General de Defensa Nacional (OGDN) del Ministerio de Salud (Minsa) recomendó a la población que vive cerca de la ribera de los ríos estar alerta al incremento del caudal de los mismos y cuando ello se produzca, alejarse y buscar lugares altos para protegerse.

Lo más recomendable es que no se deben construir viviendas en lugares bajos y propensos a inundaciones; además, los pobladores en coordinación con las autoridades deben establecer un sistema de alerta temprana ante cualquier emergencia, que comprenda el uso de silbatos, campanas, sirenas, linternas, altoparlantes, etc.

La alimentación es muy importante por eso la población tener lista una bolsa plástica que sea resistente, donde se pueda guardar y conservar alimentos secos como arroz, frijoles, papas y productos enlatados. Se debe evitar consumir alimentos mojados por la lluvia y el agua del río, ya que pueden estar contaminados y causar enfermedades diarreicas agudas e intoxicaciones.

Agua segura

La OGDN precisó que es importante mantener reservas de agua limpia en recipientes tapados; debido a que de presentarse una inundación, es mejor racionar el agua en los días siguientes a la emergencia. Ello hasta que se regularice el suministro de agua potable.

La población también deberá asegurar en bolsas plásticas los documentos más importantes como el DNI, partidas de nacimientos, tarjetas de atención de los puestos de salud, así como las tarjetas de vacunas de los menores. La bolsa debe incluir también una linterna, radio a baterías, botiquín de primeros auxilios y pastillas de cloro para sanear el agua de consumo.

Advertencias

Asimismo, se recuerda a la población que cuando se produzca una crecida de río, no debe intentar cruzarlo. Tampoco las quebradas, cauces o corrientes cuando ocurran precipitaciones pluviales intensas. Lo recomendable es esperar a que baje el nivel del agua.

Tampoco se debe cruzar un puente cuando las aguas alcancen el nivel del mismo, ya que puede ser arrastrado por la corriente en cualquier momento; ni se acerque a los postes y cables caídos después de una inundación, podría sufrir una descarga eléctrica.

Si va a prestar ayuda a una persona atrapada en un río o inundación, hágalo con apoyo para que puedan sujetarlo bien con cuerdas, así podrá estar seguro de colaborar con el rescate.

La OGDN hizo hincapié en que se deben eliminar los recipientes donde se pueda acumular el agua de lluvias como llantas, latas, botellas, chapas y otros; para evitar la propagación de insectos trasmisores de enfermedades, como el zancudo del dengue.

Durante la emergencia

De presentarse la emergencia, las personas deben comunicarse inmediatamente con el establecimiento de salud más cercano y con la oficina de Defensa Civil de su localidad para proporcionar ayuda humanitaria a las personas afectadas y responder ante los daños. Además se debe ubicar los refugios temporales y albergues y seguir las recomendaciones de los brigadistas de salud.

Monitoreo constante

Cabe resaltar que la OGDN, a través del Comité de Operaciones de Emergencias (COE Salud), realiza un monitoreo diario con los COEs regionales y locales para procesar los reportes y analizar la información oficial sobre las emergencias.