Twitter/@kubrick_fan

Ninguna persona que haya visto alguna vez El Resplandor, uno de los mayores clásicos de terror de la historia del cine, podrá olvidar el impacto que producen la presencia de dos niñas en la pantalla en una de las escenas de la película.

En la única escena en la que aparecen, Danny, hijo de Jack Torrance (interpretado magistralmente por Jack Nicholson), recorre en su triciclo el hotel maldito que su padre debe cuidar durante el invierno, hasta que su paseo se interrumpe cuando dobla en un pasillo y, al final, están ellas.

"Hola, Danny. Ven a jugar con nosotras. Ven a jugar con nosotras, Danny. Por siempre, por siempre, por siempre", le dicen en un tono que provoca escalofríos.

La presencia de las niñas se le entrecruza a Danny con la imagen de sus cuerpos descuartizados, ya que se trata de dos niñas que alguna vez estuvieron allí y fueron asesinadas por su padre, Delbert Grady (esa es la maldición del hotel: los cuidadores se vuelven locos y asesinan a su familia).

Acto seguido, el niño mantiene un diálogo con su amigo imaginario. "Tony, tengo miedo", le dice a su dedo.

"Recuerda lo que dijo el señor Hallorann. Sólo es como un dibujo en un libro, Danny, no es real", le responde el otro.

La película se estrenó en 1980. En ese momento, las gemelas Lisa y Louise Burns tenían 12 años.

Jamás volvieron a actuar en cine. Según contó en 2009 el programa ¿Dónde están ahora?, que se emite por VH1, Lisa se dedicó a la literatura y Louise, a la microbiología.

La foto que muestra cómo lucen en 2014 fue difundida por el usuario de Twitter @kubrick_fan.