Compradoras compulsivas

La mayor parte de la gente sale a comprar cuando necesita algo. Pero existe otro grupo de personas que recurren a comprar aquello que no necesitan usándolo como refugio ante su depresión.
Morguefile

Muchas personas no saben si están pasando por un proceso de compulsión, esta enfermedad adictiva implica el no poder controlarse, esto es muy diferente a sentir placer por comprar.

“No se puede controlar. El comprador compulsivo no solo disfruta al comprar sino que se endeuda, sus gastos superan sus ingresos, vive en déficit, está en falta consigo mismo, pero por el placer de comprar lo hace. Compra cosas que no necesita o solo porque están de moda, muchas veces ni las utilizan”, dijo Lupe Maestre en el programa Confidencias.

Compulsión, la nueva adicción de estos tiempos:
Es importante tener en cuenta que la compulsión es una forma de adicción que solo se calma comprando, estas personas sólo se calman comprando, disfrutan de esto y les quita las angustias, pero vivir para pagar y no poder hacerlo no es vida.

“Si el comprar se ha vuelto algo que no puedes controlar, tienes que gastar más de lo que son tus ingresos, date el permiso de saber que es una enfermedad y tiene tratamiento”, recomendó Maestre.