Cosas que puedes hacer con una bolsa con cierre

Las bolsas con cierre no solo sirven para guardar comida, también puedes convertirlas en un envase para pañitos húmedos o un desodorante para el closet.

¿Tienes problemas con el olor de tu armario? o ¿gastas mucho en toallitas húmedas para el bebés? Estos problemas puedes solucionarlos con tal solo usar una bolsa con cierre.

Estas bolsas son más útiles de lo que pensamos. Podemos convertirlas en un embudo, en desodorantes para el armario, en un envase para llevar agua para nuestras mascotas y muchas cosas más.

Revisa la galería y mira algunos ejemplos de lo que puedes hacer con tu bolsa de plástico.