En menos de un año, el régimen cubano ha aumentado el número de presos políticos en sus cárceles de alta seguridad al mismo tiempo que ha recrudecido la represión contra la disidencia, informó la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn) 

De 60 prisioneros a finales de 2011 ahora son 82 los "sancionados o procesados por motivos políticos", denunció este grupo activista de derechos humanos, de acuerdo a los resultados de su estudio.

Un informe del diario ABC, indicó que la Ccdhrn registró solo en octubre al menos 520 detenciones arbitrarias por motivos políticos, la mayoría por unas horas o unos días. Al menos 5.625 opositores fueron arrestados en los diez primeros meses de 2012, un 36 por ciento más que en todo 2011 (4.123 casos).

HOSTIGAMIENTO A OPOSITORES

El Ccdhrn también criticó las violaciones a los derechos humanos del gobierno de los hermanos Castro intensificados a través de los llamados "actos de repudio" ordenados por las autoridades cubanas contra opositores y sus familiares.

La Comisión registró al menos seis casos en octubre, que afectaron a 18 personas. Durante los que describe como "crímenes del odio", turbas parapoliciales "apedrean, insultan o realizan actos vandálicos contra los hogares" de los disidentes.