Cumplamos la misión que cada uno tenemos en la vida

La religión nos pide a los católicos a actuar siempre con el ejemplo y cuidando la misión que Dios nos ha puesto en la vida.
Grupo RPP

"Yo creo que la religión está pidiendo mucha ejemplaridad, no me hables tanto de Dios, muéstramelo. Padre, ya sé que me quieres pero quiero verlo. Hijo, sé que eres muy cariñoso conmigo, pero quiero verte trabajar, que yo te vea tratar bien a tu esposa y a tus hijos. Hechos y no palabras", expresó.

El Arzobispo de Lima señaló que "el ejemplo es el mejor predicador", por eso es muy importante mantener los fundamentos de la base de la vida humana en la que padres, hijos y maestros cumplan su rol a cabalidad.

"Mantengamos un poco el orden. Papá, tú eres el papá y tienes que velar por tu hogar y por tus hijos. Hijos, ustedes tienen que obedecer, respetar, cuidar a sus padres y abuelos. Maestros, ustedes tiene que enseñar, preparándose bien y con el ejemplo", exhortó.

Mencionó también que todos hemos sido convocados por la religión para profesar con el ejemplo y recordando a los demás con nuestras acciones que existe un Dios que perdona, que ayuda y que nos acompaña.

"Yo no soy dueño de la religión. La religión la ha hecho Jesucristo con su vida, nos ha dejado un plan de trabajo que no está en un libro para que aprenderlo de memoria, está en una persona viva que es Cristo, está en la Eucaristía y en la Confesión, pero está sobre todo en cada uno de nosotros", reflexionó.

"Y eso tenemos que decirlo a los papás, a los hijos, a los abuelos, a los gobernantes, a los deportistas, a todos. No es que uno esté haciendo un show, sino que esta religión Católica me dice que Cristo vive en cada uno de nosotros y vive como vivimos nosotros", continuó.

En otro momento, recordó que hoy se celebra la Fiesta de la Virgen del Carmen, la invocación de María más reconocida en el Perú, a quien pidió que nos proteja y acompañe desde que llegamos al mundo hasta el último momento de nuestras vidas.

"La Virgen María es tan madre, no solo en el cielo sino en la tierra, que así como desde que llegamos a este mundo está ella pendiente de nosotros, también nos espera con el escapulario para decirnos Si tú me muestras ese cariño, si tú procuras vivir cerca de Dios, si me rezas, yo te acompaño en esos momentos tan importantes, tan sagrados, tan misteriosos, de tu vida", comentó.