Si de cosas extrañas y poco comunes se trata, China se lleva un gran puesto entre los países con estas particularidades.

En Yiwu son considerados un manjar los huevos cocidos en orina de chicos jóvenes vírgenes. Por otra parte varias empresas de alimentos fueron sorprendidas haciendo tofu con aguas residuales.

Además, Shanghai batió el récord de atascos de tráfico con uno que llegó a los 62 kilómetros y que duró 12 días; y por increíble que parezca, la contaminación del aire de China es tan elevada que llega a San Francisco (EE.UU.) y ahí representa un tercio de la contaminación de toda la ciudad.

En la siguiente galería te presentamos más de estas rarezas que mantiene la población china a través de los años.