Carrie Prejean gastó todas las oportunidades que le dieron.

Y es que, después que Miss California se opusiera abiertamente a los matrimonios homosexuales (durante la transmisión en vivo de Miss Estados Unidos), y tras revelarse fotografías suyas en las que posó desnuda antes de tomar su corona; Donald Trump, el dueño de la marca del aclamado certamen, difundió un comunicado en el que anunció que despojó a Prejean de su tan controversial reinado.

En dicho escrito, Trump especificó que Carrie fue "despedida" por violar la relación contractual que mantenía con la organización; sobre todo, por usar su imagen para publicitar organizaciones no relacionadas a Miss Estados Unidos, y sin el permiso de Trump.

"Le dije a Carrie que necesitaba regresar a trabajar para honrar su contrato con nuestra organización, y le di la oportunidad para que lo haga", dijo Donald.

"Lamentablemente, parece que esto nunca va a suceder", añadió.

Tami Farrel, quien ocupó el segundo lugar en Miss California, ocupará el lugar de Prejean, incluyendo todas las responsabilidades que dejó, hasta el término de su reinado.

 

Revelan foto de Miss California junto a ícono gay de EE.UU.