Dos hermanos son los sospechosos del ataque a clínica Ricardo Palma

La Policía informó en conferencia de prensa que Alexander Lenin Benites Aguilar (40) y Claudia Rocio Benites Aguilar (44) habrían actuado en venganza por la muerte de su madre, quien había sido atendida en la clínica.   

Los hermanos Alexander Lenin Benites Aguilar (40) y Claudia Rocio Benites Aguilar (44). | Fuente: RPP

Dos hermanos, que resultaron gravemente heridos, fueron sindicados por la Policía Nacional del Perú (PNP) como los autores del ataque con explosivos que dejó este martes más de 30 heridos en la clínica privada Ricardo Palma de San Isidro. La PNP identificó, en una rueda de prensa, a los atacantes como Alexander Lenin Benites Aguirre, de 40 años, y Claudia Rocio Benites Aguirre, de 44 años, y señaló que al parecer actuaron "por venganza".

Ambos resultaron gravemente heridos tras recibir el mayor impacto de la onda expansiva de una de las mochilas con explosivos que detonaron durante el ataque. Lenin Benites sufrió una fractura expuesta en la pierna izquierda y quemaduras de segundo y tercer grado en el cuerpo, por lo que se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de la misma clínica que atacó. Su hermana sufrió un trauma abdominal cerrado y quemaduras en varias partes del cuerpo, por lo que también permanece en la unidad de cuidados intensivos del mismo centro de salud.

Según la PNP, las primeras investigaciones del caso indican que los hermanos al parecer cometieron el ataque en venganza por la muerte de su madre en la clínica, a la que atribuyen una presunta negligencia. La Policía señaló que otro hermano de los atacantes había denunciado a la clínica por presuntas infracciones del Código de Protección y Defensa del Consumidor y ellos habían estado exigiendo una respuesta a su demanda, sin obtenerla.

Además de los dos heridos de mayor gravedad, al menos una treintena de personas resultaron afectadas por las explosiones, que ocurrieron al promediar las 10.30 a.m. y obligaron a evacuar distintas dependencias del centro médico. En un principio, los estallidos fueron atribuidos a un evento accidental dentro de la clínica hasta que la PNP anunció que fueron provocados.

Los artefactos estallaron con un lapso de entre dos y tres minutos en el primer sótano de la clínica, donde se encuentran los laboratorios, y en el segundo sótano, en el que se ubica el aparcamiento para vehículos, respectivamente. (Con información de EFE)

¿Qué opinas?