La policía del condado de Brevard, informó que Tonya Thomas disparó a sus cuatro hijos en su vivienda de la localidad de Port St. John, tras una aparente discusión y luego se suicidó con la misma arma.

Los cadáveres de la madre y sus cuatro hijos fueron hallados por la policía y un equipo del cuerpo de élite Swat en el patio de su casa y en el interior de la vivienda, respectivamente.

Según informes preliminares de la policía, los menores fueron identificados como Pebbles Johnson, de 17 años, Jaxs Johnson, de 15, Jazlin Johnson, 13, y Joel Johnson, 12, y tenían un historial de malas relaciones con los vecinos.

La mujer envió un mensaje de texto a una amiga en el que le comunicaba su deseo de ser incinerada junto a sus hijos, dijo el portavoz de la policía del condado.