Foto: RPP / Video: Panamericana

Eva Bracamonte brindó declaraciones para un medio televisivo local y opinó sobre su relación con su hermano Ariel Bracamonte. “No le tengo miedo. Es una persona negativa. Es un ser negativo”, manifestó.

“A parte de la rabia y del resentimiento, tengo ganas de preguntarle por qué estás haciendo esto. Qué te pasa. La única explicación que encuentro es que es  una persona enferma”, expresó la joven.

Señaló que recibiría a su hermano en caso intente acercarse a ella. “En el fondo de mi alma sé que es mi hermano. Nunca más intentaré acercarme a él porque. Un día, en muchos años, que él ser acerque a mí, allí estaré. No le tiraré la puerta en la cara”, declaró.

“Si en este país si se culpara a gente en caso de asesinatos solo por una llamada telefónica imagínate que sería esto. Después descubrí que no era la real suegra del asesino. Para mí, evidentemente era sembrar pruebas para inculparme a mí”, indicó.

Reiteró que ella no cambió su número celular y permaneció con él después de dos años del asesinato de su madre. Añadió que su hermano y su expareja cambiaron de número de manera inmediata.

“Hemos ido desentrañando todo, hasta que me he dado cuenta que evidentemente todo estaba centrado contra mí. Quienes sí cambiaron el número fueron mi hermano Ariel y Julio Moscol, pero eso no fue sospechoso para nadie”, destacó.

“Yo pienso que en cualquier momento me voy a volver loca. Mi prioridad era que este tema termine. Mi mamá no va a volver y la persona que lo mató está en la cárcel. No llega la justicia. Es como yo volara de un lado a otro. Es bien triste”, dijo.